Historia

La historia de la Institución  se remonta al 16 de marzo de 1749, cuando el señor Cura Párroco del Socorro, Doctor Luis Francisco de Guzmán y don Gaspar Moller de Álvarez donan un terreno para la construcción, inaugurado el 12 de julio del mismo año.  Inició labores con 70 alumnos, siendo primer maestro Don Vicente de la Parra.  El pénsun académico comprendía las cátedras de Aritmética, Religión, Lectura y Escritura.

Con recaudos hechos por los pueblos del Cantón: Socorro, Chima, Simacota, Hato, Palmar, Confines, Guapotá, Páramo, Palmas del Socorro; según Acuerdo del 17 de septiembre de 1824 dictado por el Cabildo, se ordenó la remodelación del Convento de los Capuchinos y adaptarlo para el Colegio.

El 15 de enero de 1826, el General Francisco de Paula Santander decretó la fundación del Colegio y reglamentó su funcionamiento, quedando nombrado como primer Rector el Doctor Cayetano García. Inició labores el 2 de enero de 1827 con un total de 35 alumnos.

Para el mismo año (1827) la Cámara Provincial destinó el producto de las capellanías para proporcionarle mayores rentas al Colegio (Gómez, 1973, 9-10 p.)

PRIMEROS AÑOS DEL COLEGIO

… El colegio del Socorro comenzó labores el 2 de enero de 1827 bajo la Rectoría del Presbítero y Médico “Doctor CAYETANO GARCÍA, cura párroco del Socorro, quien sin cobrar sueldo alguno abrió el colegio en el Convento de los Capuchinos” con treinta y cinco estudiantes.  El doctor FÉLIX JOSÉ GÓMEZ, fue su primer profesor (Gómez, 1973, p.9).

Rector y profesor desempeñaban las cátedras de Aritmética, Álgebra, Gramática, Lógica, Filosofía, Latín, Religión y Geografía.  Además se enseñaban deberes cívicos  con explicación de la Constitución y de las leyes e instrucción militar.

El régimen interno se regía atendiendo las disposiciones contenidas en el artículo 9 del Decreto del 6 de octubre de 1820, el cual prescribía:

…Los gobernadores políticos darán las reglas de economía que deban observarse en las escuelas, proscribirán el castigo de la férula y prevendrán que no se use el azote, sino cuando los defectos de los niños denotaren depravación; para otras faltas, designarán castigo más decoroso, teniendo presente la diversidad de condiciones que deban haber entre los escolares y la diferencia de genios y condiciones ; propondrán también premios a los que se condujeren bien y aprovecharen más y para esto servirá también la milicia escolar en sus ascensos y grados, haciéndose oficiales a los más  aventajados (Rodríguez, 1963, 683 p.).

Basado en lo anterior, el doctor CAYETANO GARCÍA elaboró el reglamento correspondiente, el cual estaba al tanto de los progresos y pedagogía de la época y cuyos resultados fueron visibles al poco tiempo.

DOTACION DE LA PLANTA FISICA:

El cabildo de la Villa  Comunera satisfechos con la fundación de su colegio, resolvieron dotarlo de edificio propio que le asegurara para siempre su permanencia y la facilidad para desarrollar una eficiente labor de vastas perspectivas, ya que el número de estudiantes que año tras año se matriculaban.   Esto originó el diligenciamiento para la consecución de una casa adecuada y central que sirviera a tal fin.  El Señor Rector “Cayetano García”, en  su condición de cabeza de la institución, adquirió la casa “situada en la esquina de la manzana segunda que hace diagonal con la de la plaza”. Edificio que fue comprado por la suma de setecientos edificio del Convento de los Capuchinos era incapaz de albergar el creciente cincuenta pesos ($750,oo) al señor TOMAS FERNANDEZ.  La casa fue adaptada por el valor de mil trescientos pesos ($1.300,oo), dados por el vecindario.  Dice RAMIRO GÓMEZ, quien según Horacio Rodríguez Plata, la planta física correspondiente “a las dos casas que están frente al teatro Manuela Beltrán, hoy Club del Comercio y la Casa de don PABLO GÓMEZ OSORIO”.

En el año de 1828, buscando ampliar la planta física del colegio, fue adquirida la casa siguiente a don LUIS NIETO, hoy Hotel Venecia.  En 1853 la casa se cayó y el colegio con sus fondos y algunas donaciones la reconstruyó, para seguir dándole el mismo uso que venía prestando: “Casa o pensión de internados”.

Estas edificaciones fueron planta física del colegio desde 1832 hasta cuando se trasladó al edificio actual construido por el Gobierno Nacional… (Rodríguez, 1963, 681-682p).

En 1832, ocupó la rectoría del plantel don BRAULIO CAMACHO y se aumentó el número de profesores al ser nombrado:  HELARIO, BENIGNO OTERO  y ZOILO VILLAFRADEZ.  En el mismo año se cambia el ciclo escolar “dando principio a los estudios en el mes de octubre para terminarlo en agosto de siguiente año.

En 1834, se toma la rectoría del colegio el doctor JUAQUIN PLATA OBREGÓN.  Durante los ocho año de su administración, incrementó el plan de estudios, las clases de jurisprudencia y las cátedras de Legislación Universal, Derecho Internacional, Derecho Civil y Derecho Eclesiástico.

Según Artículo 1º de la Ley del 30 de mayo de 1835, se crearon las cátedras de Legislación Universal, Derecho Internacional y Economía Política, Derecho Civil y Derecho Eclesiástico, convirtiéndose el colegio en una verdadera universidad.

En 1837 se crearon las cátedras de Medicina, Artes y Pintura, esto confirma que durante este año, el colegio se transformó en una verdadera universidad. Por ese motivo se le cambió el nombre de COLEGIO DEL SOCORRO por COLEGIO UNIVERSITARIO DEL SOCORRO (Rodríguez, 1963, 683 p.).

El 2 de octubre de 1874, se transformó en Escuela Normal de Varones.

Al estallar la Revolución de 1885, el edificio fue ocupado por soldados de la Regeneración y desaparecieron sus bellos gabinetes de Historia Natural, Física y también Química y su mobiliario.  Después de un receso, abrió de nuevo sus puertas en 1889.  A cada guerra se cerraba el Plantel.  En 1886 se convirtió en Cuartel.

De febrero de 1898 a 1915, se convirtió en Seminario-Colegio con el nombre de Seminario Conciliar de San Carlos de Borromeo, siendo  primer Rector Claudio Acevedo.

Desde 1916 en adelante, continuó funcionando como Instituto de Educación Secundaria, bajo la tutela económica del Departamento.

A partir de 1935, quedó funcionando en casas de arrendamiento porque la Junta Administrativa cedió el edificio al Batallón Baraya, en noviembre del año anterior.

En 1936, siendo Rector el señor Joaquín Ortiz, como consecuencia de una huelga, se suprimió el Bachillerato que había sido renovado hasta 1948.

Por Ley de 1938, el Congreso de la República nacionalizó el Colegio, según Ordenanza Nº 26 del mismo año, de esa forma, la Junta Administrativa del Concejo Municipal inició las diligencias conducentes para hacer efectiva la disposición.

El proceso de nacionalización siguió su curso y el 5 de agosto de 1940, se dictó Contrato de Nacionalización firmado por el Doctor Jorge Eliécer Gaitán, Ministro de Educación.  Dicho contrato fue aprobado por Ordenanza Nº 14 del 1º de Julio de 1942.

Entre 1942 y 1947, se construyó la actual planta física, inaugurada en febrero de 1948.

El Gobierno Nacional dio aprobación definitiva al Bachillerato, según Resolución Nº 2050 del 9 de noviembre de 1948.  En el año de 1973 con la dirección del Licenciado Daniel Ramírez López, se inició la jornada nocturna con su ciclo básico de secundaria, proyecto gestado en los años de 1971 y 1972 por los educadores Alvaro J. Calvo P (Rector). , Augusto Ardila Plata, Manuel Salazar Perea y Marcial Rueda Ramírez ( docentes), recibiendo la primera visita de supervisores nacionales en el año de 1974, obteniendo un alto puntaje que le acreditó a la jornada su aprobación hasta el grado de cuarto bachillerato.

En 1975 nuevamente la comisión nacional de supervisores visita la institución y aprueba los estudios hasta el grado quinto de bachillerato, en 1976 con nueva revisión de planes y estudios, aprobar definitivamente el ciclo completo de la básica secundaria y la educación media, quedando el colegio autorizado legalmente para expedir a los estudiantes –  trabajadores el título de bachiller académico, coincidiendo este hecho con la celebración de los 150 años de fundación del colegio Nacional Universitario.  Desde 1948, la anterior Resolución aprobada fue renovada hasta el año l986, cuando el plantel fue visitado nuevamente por un grupo de tres Supervisores Departamentales y por uno Nacional.  En febrero de 1999 esta jornada acogió la modalidad por ciclos, según el Decreto 3011 del 19 de diciembre de 1997.

Por medio de las resoluciones 12501 del 28 de octubre de 2002 y 13488 del 18 de noviembre de 2002, emanadas de la Gobernación de Santander, se integran los establecimientos educativos. Colegio Universitario (hoy sede A) ubicada en la calle 5 No. 12 – 27, Concentración Escolar Kennedy y Concentración Escolar Bicentenario (hoy sede B), calle 5 No. 11-56; Instituto Cooperativo Cacique Chanchón (hoy sede D), carrera  10  No. 7-39 y Concentración Escolar Comuneros (hoy sede C), calle 10ª No. 18-5, para conformar la institución educativa COLEGIO UNIVERSITARIO que ofrece el servicio educativo en los niveles de Preescolar, Básica y Media en las jornadas de la mañana, tarde y noche.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: